Últimamente la filosofía de “hazlo tú mismo“se está abriendo un gran camino en muchos sectores y en particular en el campo del marketing online del diseño web y del desarrollo. Cualquier persona está capacitado para comprar un hosting comprar un dominio elegir plantilla elegir imágenes poner textos y se supone que con todo eso tendrás tu página web.

El nuevo emprendedor quiere hacerse su propia página web gestionar campañas en facebook gestionar anuncios en Google saber de analítica web e incluso llevar el SEO de su sitio,etc…

Es normal que alguien que empieza con una nueva actividad se plantee reducir los gastos al máximo y por ello el nuevo emprendedor piensa ¿para que voy a contratar a un diseñador si puedo hacerlo yo mismo sin ningún coste?

Y claro los profesionales del sector decimos cuando tú tienes una gotera en casa o se te rompe una tubería ¿a quien llamas? ¿o lo haces tú mismo?

En este artículo voy a dar mi opinión sobre el tema y voy a intentar orientar a la gente emprendedora que quiere crear su página web y quiere destinar poco dinero para ello.

 

Reflexiones generales sobre la tendencia del hazlo tú mismo.

Hasta hace unos años cuando querías montar un negocio lo primero que tenías que pensar es en el presupuesto del que dispones para poder comenzar con la actividad. Tenías que pensar en licencias, en alquiler del local, decoración, stock de productos, nóminas para empleados, etc… Internet ha abierto la posibilidad a negocios tradicionales de reducir al máximo los costes de inversión para iniciar una nueva actividad, con la crisis que comenzó en el 2008 esto ha sido la manera de poder sobrevivir para muchos negocios locales.

Muchas de las personas que perdieron empleo han podido subsistir gracias a negocios online con poca inversión ya que ahorran costes de local, de empleados, etc. Hay que añadir que con internet la formación puede ser gratuita ya que se ha democratizado la formación sin costes.

Por último hay que tener en cuenta que con la plataforma YouTube podemos aprender de casi cualquier cosa sin tener ningún coste, puedes aprender desde coser un botón hasta planchar un huevo. Sí todo esto lo agitamos y lo mezclamos qué resultado nos da “hazlo tú mismo”.
Ahora bien yo me pregunto ¿esta es una decisión acertada? personalmente opino que no, si eres un manitas al que se le da bien casi cualquier cosa, tanto montar una estantería, cómo hacer de comercial, cómo cambiar una tubería, entonces igual sí.
Si hablamos de crear páginas web te diré que tienes miles de tutoriales para aprender WordPress, para poner en marcha tu hosting, tu dominio, comprar una plantilla y además lo puedes hacer desde tu casa y cuando tú quieras. Además creemos que hacer una página web no es algo complicado al contrario, algunas plataformas nos venden que con solo 3 clicks podemos tener nuestra página web lista y en cinco minutos, total, que la gente se anima a hacer su propia web y luego pasa lo que pasa.

Por ahora, en los años que llevo dedicándome al marketing digital nunca he visto una página bien hecha por un emprendedor que no se dedican al marketing digital. El resultado siempre suele ser muy pobre con mala estética, mal SEO y errores .php, lo cual es lógico y normal ya que crear una página web es mucho más que instalar un WordPress en un hosting y configurar una plantilla.

 

Claves para hacer una web rentable atractiva y rápida.

Si partimos de la base de que cualquiera que tenga tiempo y algunas habilidades tecnológicas, te puedo decir que puede instalar un WordPress y configurar una plantilla de turno.

¿Quiere decir eso que cualquiera puede crear una pagina web?
Sí a eso le llamamos crear una página web podríamos decir que sí pero una web es mucho más que una plantilla al menos si quieres que sea una web atractiva, corporativa, rentable, rápida y que de una imagen correcta de tu empresa. La gente suele preguntarme cómo hacer una web profesional y claro la palabra “profesional” se refiere a una página bonita, bien optimizada a nivel técnico que posicione bien en google y genera ingresos.

Y ahí es donde está la clave de la cuestión, no es lo mismo ser capaz de hacer tu propia página web que conseguir un resultado medianamente aceptable en el diseño y el desarrollo de tu página web.

Como profesional del sector le pido a una página web que carguen en unos tiempos razonables, sea visualmente correcta, tengan textos que realmente seduzcan al lector y estén bien trabajados tanto en la homepage como los artículos del blog, debe estar optimizada para Google y para todos los buscadores, además debe estar enfocada a un plan de marketing en el que tengamos definidos los objetivos de la página web.

Para que una página web cumpla con las condiciones hay que empezar por definir una estrategia y llevar a cabo los ajustes necesarios con esa estrategia siempre en nuestra mente. Así que debes saber de diseño gráfico, copywriting, SEO, marketing, algo de HTML, algo de CSS, algo de Google Analytics y un sinfín de cosas más.

Muy poca gente son capaces de defenderse en todos estos puntos, muy pocos emprendedores serán capaces de hacer la web que se imaginaban cuando instalen la plantilla y a partir de ahí no sepan que más hacer, estarán metidos en un buen lío.

 

Contratar a un profesional para que te haga tu página web.

Situación ideal para hacer tu web.

En un mundo ideal para hacer tú web tendrías que contar con:
Un diseñador gráfico
Un programador
Un copy que redacte tus textos
Un fotógrafo que haga las fotos de tu empresa o de tus servicios.

Así es como lo hacen las empresas con un buen presupuesto para su plataforma digital, pero claro, esto no es viable para todas las empresas y menos para emprendedores que acaban de empezar con su actividad.

 

Ventajas que te puede ofrecer contratar un profesional para que realice tu web.

Tú web estará en mucho menos tiempo terminada.

Un profesional tendrá más soltura que tú haciendo las páginas, haciendo las instalaciones, configurando todo lo necesario para tenerla lista, esto a ti como emprendedor te permitirá centrarte en tus verdaderas prioridades.

Te olvidas de problemas técnicos

En todos los desarrollos de páginas web hay imprevistos, que si una plantilla no hace lo que queríamos, que si un plugin crea un conflicto con otro, que sí….. mil problemas. Un profesional asumirá los problemas como suyos y se peleara con el código para que tú no tengas que preocuparte por nada y puedas conservar todo tu pelo.

Resultado óptimo

No cabe duda de que si contratas finalmente a un profesional, tu web quedará mucho mejor, de mayor calidad.
La clave está en dar con un diseñador que sea capaz de hacer lo que tú quieres, siempre contacta con varios diseñadores, pide referencias, habla con ellos sobre la estrategia o la metodología del diseño que van a utilizar.
Elegir al mejor proveedor es crucial para que tu negocio online termine en buen puerto, asegúrate de a quién contratas.

Soporte y consultoría

Si decides decides contratar un profesional para que realice tu web, en caso de problemas técnicos, dudas, o nuevas funcionalidades que quieras incorporar a la web, como trabajar el email marketing, formularios de contacto, encuestas, landing page para promocionar un servicio o producto en concreto, siempre tendrás alguien que resuelva por ti los problemas. Hoy en día creemos poder y saber hacer de todo, pero mi querido abuelo Cesario me decía un refrán: “aprendiz de todo, maestro de nada”.

 

Ahora TU decides, intentarlo por ti mismo o si lo prefieres, podemos hablar de tu proyecto y que yo me encargue de todo.

CLICK AQUÍ PARA CONTACTO